tips para diseñar la portada de tu libro

Tips para diseñar la portada de tu libro

La portada de un libro es la cara visible que invitará a los potenciales lectores a sumergirse en una obra literaria. Además de dar un atisbo de lo que será la obra en su interior, tiene un objetivo claro: cautivar al lector. Diseñar una portada de un libro no es una tarea que puedas tomar a la ligera, es un trabajo que te recomendamos dejar en manos de un profesional. 

Aquí te contamos 8 aspectos básicos a tener en cuenta al momento de diseñar la portada de tu libro. Así, podrás elaborar para tu libro un diseño impactante y cautivador, que logre llevar tu libro cada vez a más lectores.

 

1. Define los elementos base de tu portada para libro

Texto: Hay dos textos fundamentales que deben estar en la portada de todo libro: el título de la obra y el nombre del autor. Es imprescindible que estos textos estén presentes de manera clara y que tengan un tamaño grande. Ten cuidado de no sobrecargar la portada de tu libro con mucho texto. Si quieres agregar algo más que el título y tu nombre, utiliza la contraportada y las solapas.

Imagen: Las imágenes en la portada de tu libro son probablemente lo primero que llamará la atención de tus potenciales lectores en una vitrina, ya sea física o en un catálogo virtual. Busca que sean representativas e importantes y para ello, lo mejor es diseñar imágenes originales. Recuerda que si quieres usar imágenes de internet, debes tener en cuenta los derechos de autor, para evitar tener problemas por robo de propiedad intelectual.

Color: Este elemento es esencial dentro del diseño de la portada, ya que una buena combinación de colores otorgará un acabado preciso a la portada del libro. Existen reglas de diseño muy específicas que sirven para elegir los colores de manera armónica. Esto permitirá que todos los elementos dentro de la portada tengan su lugar, es decir, que el texto sea legible, las imágenes destaquen y todo se potencie gracias a los colores.

 

2. Alineate con las normas del género del libro

Revisa otros libros de tu mismo nicho literario y analiza cómo lucen sus portadas. No se trata de copiar otros referentes, sino de mantenerse alineado con el género de tu obra y lo que se desea transmitir a los potenciales lectores. Además, observar referentes te servirá de inspiración para tu propio diseño de portada de libro

 

3. Libera los márgenes del libro

Este consejo es muy importante ya que los libros impresos pasan por un guillotinado que empareja los bordes. Este corte no siempre cae en el mismo lugar, aunque sean algunos milímetros. Lo mejor es asegurarse y distribuir los elementos de la portada del libro de manera que los márgenes queden libres. 

 

4. Deja espacio libre

Menos es más y en una portada del libro este consejo es muy necesario de aplicar. No se trata de sobrecargar tu portada y que todos los elementos terminen llenando todo el espacio. Esto solo provocará que la portada se transforme en un caos y tus potenciales lectores pasen de largo. Es fundamental darle aire al diseño, dejando áreas grandes donde se pueda apreciar un color o una textura. 

 

5. Elige la tipografía más adecuada para la portada del libro

Existen dos formas básicas de tipografía: Serif y Sans-serif. En el caso de las tipos Serif, se trata de fuentes que cuentan con ese pequeño remate que tienen los ángulos de letras como Times New Roman, Linux Libertine o Apple Garamond. La tipografía serif se usa relativamente poco en las portadas de libros, suele estar reservada para el interior.

Las tipografías Sans-serif son letras sin remate, también llamadas de palo seco o moderna. Algunos ejemplos son Arial, Helvética y Verdana. Esta es la tipografía preferida para portadas de libros, ya que al tener menos detalles, es mucho más legible que las tipos Serif.

 

6. Elige bien las imágenes

El factor básico en la elección de imágenes para la portada de tu libro es la calidad. No utilices ilustraciones ni fotos borrosas o pixeladas. Esto generará un rechazo inmediato por parte de los potenciales lectores y todo el esfuerzo de tu obra no tendrá frutos. 

Al elegir las imágenes adecuadas para la portada de tu libro debes tener en cuenta el grado de iconicidad. Se trata  del parecido que una imagen tiene con la realidad y esto aplica para la portada de un libro, como para cualquier diseño gráfico. La escala de iconicidad va desde lo figurativo a lo abstracto y para tu diseño puedes combinarlos o elegir imágenes de un solo tipo.

Fotografías: Tienen un alto grado de iconicidad, son figurativas de la realidad porque la representan fielmente. Pueden ser retocadas digitalmente, pero con moderación.

Ilustraciones: Las ilustraciones tienen una iconicidad intermedia, según el estilo que elijas: caricaturas, símbolos, dibujos realistas, etc.

Diseños abstractos: En esta categoría entran texturas, formas geométricas, algunos logotipos, etc.

 

7. Ensayo y error en la creación de portada del libro

Un buen diseño gráfico necesita ensayo y error hasta quedar perfecto. La portada del libro será la «cara» visible de tu libro para siempre, razón suficiente para dedicarle al diseño todo el tiempo necesario.

 

8. Haz pruebas de impresión

A medida que vas ensayando diseños, imprímelos y obsérvalos con atención. La diferencia entre la pantalla del ordenador y el papel impreso es mucha, no te lances a imprimir 500 ejemplares sin tener la certeza absoluta de cómo se verá la portada de tu libro en papel.

Los programas de diseño operan con «perfiles de color» que no siempre coinciden con las capacidades de las impresoras. Imprime, edita y vuelve a imprimir hasta llegar al resultado que deseas.

Como te mencionamos, la portada de tu libro es un elemento clave dentro del éxito que puede tener una obra. Es recomendable que lo realice un profesional del diseño para que te asegures que todos los aspectos estarán completamente cubiertos. En A Impresores te ayudamos con todo el proceso de impresión de tu libro. Además, contamos con la capacidad de imprimir altos y bajos tirajes para autores independientes. ¿Quieres imprimir tu libro? Escríbenos a info@aimpresores.cl y te asesoraremos para que tu proyecto gráfico cumpla con todas tus expectativas.

Fuente: Editorial Letra Minúscula

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email