a_impresores_empresa_grafica_mayor_inversion

Impresión Offset o digital ¿Cuál elegir?

Te recomendamos tener en consideración los siguientes aspectos, para que puedas tomar la decisión más adecuada:

Cantidad de ejemplares: Si necesitas pocos ejemplares, es recomendable hacerlo en impresión digital. En el caso de la impresión de un libro o catálogo, se consideran pocos ejemplares hasta 300 o 500 unidades, si es para la impresión de flyer, cartel, folleto grapado o díptico, hasta 2.000 copias. Cuando son grandes tiradas, desde 500 o 2.000 respectivamente, se recomienda la impresión offset, ya que resulta más económica y se pueden hacer grandes tiradas en menor tiempo.

Urgencia del trabajo: Con la impresión digital, el proceso es rápido, la tinta sale seca y se puede encuadernar de inmediato. Mientras que el proceso de impresión offset puede significar varios días de trabajo, debido a que hay que generar las planchas, imprimir, dejar secar la tinta para evitar roces y, por último, encuadernar.

Tamaño del impreso: La impresión Offset hace pliegos estándar de 16 páginas, mientras que en digital se pueden hacer en menor escala, o más personalizados.  Si tu impresión es un proyecto de gran tamaño, deberás optar por la impresión offset aunque sean pocos ejemplares.

Soportes de impresión: La variedad de papeles para impresión offset es muy amplia y entre ellos encontramos papeles estucados y no estucados, cartulinas, gofrados, etc. Por otro lado, la impresión digital permite imprimir en la mayoría de los papeles de offset, aunque no todos. Además, se puede imprimir sobre PVC, sobre imanes y papeles sintéticos y también se puede utilizar tinta blanca.

Impresión personalizada con Dato Variable: Cualquier idea que tengas para personalizar tus impresos se puede hacer con la impresión digital con dato variable. Entre ellos encontramos impresos numerados, con el nombre del cliente en portada, con diferentes tipos de portada o interiores, postales con la dirección impresa, etc. Es importante tener en cuenta que se pueden combinar ambos sistemas, como imprimir el interior del catálogo en offset y la portada en digital.

A continuación, te presentamos algunas ventajas y desventajas de estos dos tipos de impresión para tener en cuenta.

Impresión offset

La impresión offset es un sistema indirecto de impresión que deriva de la litografía. Para imprimir se emplean tintas de 4 colores, las famosas CMYK: Cyan, Magenta, amarillo (Yellow) y negro (Black). Toda la información del diseño, imágenes, fondos de color, etc. se descompone en porcentajes de esos colores. Además, podemos imprimir colores especiales Pantone y aplicar barnices o lacados.

Las ventajas de preferir la impresión offset pueden ser:

Abaratar costos: Se pueden imprimir grandes tiradas de coste económico.

Eficiencia: Para grandes tiradas es más rápido que el digital.

Calidad de imagen: Proporciona una excelente calidad fotográfica.

Variedad de papeles: Se puede usar todo tipo de papeles: estucados, verjurados, con texturas, etc.

Variedad de tintas: Soporta el uso de tintas especiales, pantones, oro, plata, barnices.

Mayor dimensión: Tamaños de papel más grandes que en la impresión digital.

Por otro lado, las dificultades que presenta esta técnica son:

  • La puesta en máquina es complicada y costosa.
  • Las tintas pueden provocar repintes si no se dejan secar lo suficiente.
  • No se puede manipular el trabajo hasta pasadas 24 horas.
  • Pueden haber inestabilidades de color durante la tirada.
  • Todos los ejemplares impresos tienen que ser iguales. No se pueden personalizar

Impresión digital

Generalmente llamamos impresión digital a cualquier tipo de impresión donde la información pasa directamente a la máquina de imprimir, sin utilización de planchas o procesos intermedios. Este tipo de impresoras digitales permite una gran calidad, una puesta en máquina muy rápida y el impreso sale seco, con lo que se puede manipular en el acto. Todo ello hace que se puedan imprimir tiradas muy cortas y con gran rapidez.

Las principales ventajas de la impresión digital son:

Eficacia: La puesta en máquina es instantánea y económica. También se pueden imprimir tiradas muy cortas y trabajos urgentes.

Variedad de soportes: El sistema acepta una amplia gama de soportes especiales: PVC, vinilo, imán, etc.

Personalización: Se pueden utilizar datos variables y personalizar cada hoja.

Instantaneidad: Los impresos se pueden manipular en el acto.

Calidad de imagen: Proporciona una excelente calidad fotográfica. Además, las máquinas actuales incorporan densitómetros que garantizan la estabilidad del color.

Entre los principales inconvenientes podemos encontrar:

  • El coste de impresión es fijo con lo que no se abaratan las grandes tiradas.
  • El tamaño de hoja es menor que en el offset.
  • La gama de papeles que se pueden utilizar, está más limitada.

Tener en cuenta estos aspectos a la hora de mandar a imprimir tu proyecto gráfico, puede ser fundamental para su éxito posterior, considerando desde una optimización de gastos, hasta personalizaciones que pueden entregarle un valor extra al producto final. En A Impresores nos encargamos de asesorarte en todo este proceso, para que tomes la mejor decisión a la hora de imprimir. Cotiza tu proyecto gráfico con nosotros ¡Te esperamos!

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email