5 aspectos a revisar antes de enviar archivos a imprenta

 

Resolución de las imágenes: Mínim o 150 ppp

Todas las imágenes deben estar a una resolución de mínimo 1500ppp. Además, debemos llevar cuidado a la hora de ampliar una imagen ya que la previsualización en pantalla puede jugarnos una mala pasada, ya que al realizar la ampliación, aunque tenga 300ppp puede verse pixelada ya que el archivo original no contaba con la calidad suficiente para ser impresa a la medida final.

Además, si la resolución es demasiado alta también puede generar algún contratiempo, por eso la resolución óptima recomendada es de 300ppp. Nunca mandar en 72ppp!

Modo de color: CMYK

Los sistemas de impresión tanto offset como digital, salvo en el uso de Pantones o tintas planas, emplean el sistema de color CMYK (Cyan, Magenta, Yellow, Black). En contrapartida, las pantallas de los ordenadores emplean como sistema de color RGB (Red, Green, Blue) y en general este es el modo de color por defecto al comenzar a realizar un diseño ya que si el arte final va a ser mostrado únicamente en una pantalla digital, este sería un modo de color correcto. No obstante, a la hora de realizar un diseño para impresión lo idóneo es diseñar en CMYK. Además, es recomendable comenzar desde el inicio en este sistema ya que si se comienza en RGB y se pasa al final a CMYK podrán existir notables diferencias en los tonos de los colores.

Sangrado o excedente: 5mm es ideal para evitar defectos en el acabado

Una de las cuestiones más importantes a la hora de imprimir. La sangre se añade a los archivos que imprimimos para que al cortar el producto final no queden bordes ni filos blancos. Es decir, si nosotros preparamos un diseño de un flyer que va 100% impreso (por ejemplo una fotográfia de fondo), debemos hacer el fondo 5 mm más grande por cada lado (aunque de 3 mm es aceptable). De esta forma nos aseguramos de que al cortar a tamaño final no aparecerán bordes blancos no deseados.

Fuentes: trazar los textos en Illustrator, para evitar alteraciones.

Para asegurarnos al 100% de que el texto salga impreso tal y como ha sido diseñado lo óptimo es trazar los textos en Illustrator. Es importante recordar que una vez trazado el texto dejará de ser editable, por lo que siempre recomendamos trazar el texto del documento que va a ser enviado a imprenta y mantener el original sin trazar para posibles ediciones futuras.

Formato del archivo: PDF

El formato PDF es el ideal para enviar a imprenta el arte final definitivo. De acuerdo al punto anterior, este formato es perfecto para evitar problemas con las fuentes, o que se desordenen los elementos del archivo.
Como en el modo de color, los pdf se crean teniendo en cuenta cual será la finalidad de nuestro archivo. No será el mismo formato de PDF si se va a imprimir, que si va a utilizarse solo digitalmente.

Fuente: Campoamor

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email